Desarrollo de estudios

GAP cuenta con amplia experiencia en estudios de alcance, conceptual, prefactibilidad, factibilidad e ingeniería de detalle. Estos servicios generalmente incluyen la gestión de estudios de alternativas TRADE-OFF,  desarrollo de procesos, ingeniería de diseño, cálculos de costos de operación y capital, gestión ambiental, auditorías, revisiones y controles de proyectos.

Análisis de alternativas – TRADE OFF
Se define el análisis de alternativas como la identificación de uno o más medios que representan estrategias para dar solución a la necesidad que nace del taller de requerimiento.

Partiendo del árbol de objetivos, seleccionamos aquellos medios (hojas del árbol) que representan estrategias viables para cambiar la situación problemática. Posteriormente aplicamos filtros o criterios para hacer una segunda selección que deriva en una o más estrategias óptimas para el proyecto.

Figura : Proceso de análisis de alternativas

Paso 1: Identificando alternativas que pueden ser estrategias de proyecto

Podemos entender las alternativas como el conjunto de medios derivados del objetivo principal y que pueden ser trabajados.

En este proceso se preguntará:

¿Esta alternativa impacta sobre el medio analizado?

¿Aporta de alguna forma al objetivo central del proyecto?

¿Nos llevaría al cumplimiento de uno o más fines del árbol de objetivos?

Comenzarás a tener muchas ideas de alternativas. El objetivo es identificar alternativas que no son realizables o deseables y obtener estrategias que pasaran por un “embudo de alternativas” para ser estrategias óptimas.

Paso 2: Definiendo criterios pertinentes para escoger estrategias a utilizar

Consideramos los aspectos necesarios para ejecutar el proyecto. Estos son criterios que definen la viabilidad de las estrategias obtenidas del paso 1.

Los criterios dependerán de la naturaleza del proyecto o de la situación problemática que se aborda.

Por ejemplo, para el caso del estudio conceptual se pueden seguir los siguientes criterios:

Cantidad de Mov de tierraCantidad de equipamiento para mantebimientoPresupuesto estimado del proyectoImpacto en la operación en minaPaso 3: Aplicando filtros sobre las alternativas escogidas inicialmente

Para la aplicación de los criterios o filtros, es probable que necesites reunir a profesionales con experiencia referentes a los criterios definidos.

En función de la complejidad de los criterios y de la situación problemática, este paso puede tomar menor o mayor esfuerzo.

Con los filtros aplicados, ya contamos con una o más estrategias de solución para el proyecto.

Paso 4: Determinando una o más estrategias óptimas para el proyecto

En esta etapa se realizan todos los estudios adicionales para definir la viabilidad y factibilidad de las estrategias obtenidas en el paso 3.

Puede no ser un paso obligatorio y que baste con la aplicación de los filtros del paso 3, pero no siempre es así.

El resultado: Selección de la Alternativa óptima para el proyecto

Herramientas VIPs (Value Improvement practices)
GAP implementa en todos sus servicios las mejores practicas en gestión de proyectos como  VALUE IMPROVEMENT PRATCICES (VIPs)  recomendados por PMI®  e IPA (independent Project Analysis).

Estas buenas prácticas aseguran la solidez del proyecto y son muy efectivas en etapas tempranas del proyecto y dependen de la etapa del estudio de los proyectos

 

https://www.stoneoilandgas.com/value-improvement

Análisis de requerimientos
Al iniciar cualquier proyecto, es necesario definir y capturar las necesidades que debe resolver el sistema a desarrollar, así como las características que debe reunir para conseguirlo. Una técnica utilizada ampliamente es capturar esto en casos de uso. Sin embargo, lanzarnos directamente a desarrollar casos de uso puede ser una práctica equivocada. Antes de hacer esto, debemos encontrar y aterrizar de manera correcta:

Necesidades de negocio o sistema.Reglas de negocio.Visión del producto.Requerimientos (usuario, sistema, infraestructura, etc.).Casos de uso.Casos de operación.Una técnica recomendable para generar esto es el taller de requerimientos. Un taller de requerimientos nos permite conocer las necesidades de los diferentes involucrados (stakeholders) y tomadores de decisiones, reduciendo así el tiempo de levantamiento de información en 50%, con el beneficio adicional de obtener un mayor compromiso por parte de los usuarios. En este artículo muestro los pasos que se deben llevar a cabo para desarrollar un taller de requerimientos exitoso.

Identificar Involucrados

El primer paso consiste identificar y/o verificar quiénes son los patrocinadores, tomadores de decisión, y usuarios representativos. Una vez identificados, debemos asegurarnos que se encuentren dentro del plan de comunicación del proyecto, para asegurar el compromiso y comenzar con el flujo natural de retroalimentación. Claro que esto se debe hacer respetando el marco metodológico que se esté aplicando. Como breviario cultural, les recuerdo que el líder de requerimientos debe reflejar las actividades posteriormente expuestas en el plan inicial del proyecto.

Planeación Lo que prosigue es la planeación del taller, para lo cual se seguirá los siguientes lineamientos:

Asegurar que en la primera sesión el sponsor del proyecto esté presente.Juntar a los principales stakeholders en la primera sesión.Asegurar la participación de los usuarios principales durante toda la sesión.El Project manager del proyecto no asiste a los talleres, ni el equipo de desarrollo.El facilitador del taller debe ser un ingeniero de requerimientos y puede contar con la ayuda de máximo dos analistas, dependiendo del número de participantes.El número de asistentes no debe rebasar las 15 personas.La agenda de la primera sesión debe cubrir las necesidades de negocio y los requerimientos generales.

Necesidades de Negocio

Existen diferentes técnicas para desarrollar y capturar las necesidades del negocio. Una de estas es la lluvia de ideas, o brainstorming dentro del grupo. Para emplear esta técnica, se organiza al grupo en forma circular, nunca de auditorio, ya que se simula una mesa redonda donde los participantes expondrán las necesidades que ellos consideran que debe satisfacer el sistema.

El moderador se abstendrá de intervenir en proposiciones de solución, simplemente mide tiempos y traduce la información que se está dando a lo que se tiene planeado durante las sesiones. Para la utilización de la lluvia de ideas la principal regla es “dejar que la imaginación fluya con toda libertad”. Ya el mismo grupo determinará la viabilidad de sus peticiones y tomará las decisiones pertinentes de las implicaciones.

 

Elementos de Apoyo

Regresando a materia, para captar las necesidades de negocio tendremos que cumplir con este proceso básico:

Figura 1. Flujo para captar necesidades de negocio.

Figura 1. Flujo para captar necesidades de negocio.

Es recomendable manejar diferentes elementos visuales como apoyo durante nuestras sesiones.

Resultados del Taller

Una vez aseguradas las necesidades de negocio, tendremos que parar y hacer una retroalimentación con nuestro grupo utilizando la reducción de ideas. Es recomendable representar las necesidades de negocio de manera jerárquica, para que a partir de éstas pueda irse definiendo la funcionalidad requerida por el nuevo sistema. Las ideas finales deben irse reflejando de manera visual para el auditorio e ir almacenando el contenido en un documento que bautizaremos como “Resultados del Taller”.

Análisis de riesgos
Los especialistas de GAP tienen amplia experiencia en gestión de proyectos y con gran habilidad en gestión de gestión del riesgo. Este proceso es continuo durante la ejecución de un proyecto e inicia cuando se define el requerimiento.

Habiendo ya identificado y clasificados los riesgos, pasamos a realizar el análisis de los mismos, es decir, se analizan las probabilidades y las consecuencias de cada factor de riesgo con el fin de establecer el nivel de riesgo de nuestro proyecto.

El análisis de los riesgos determinará cuáles son los factores de riesgo que potencialmente tendrían un mayor efecto sobre el proyecto y, por lo tanto, deben ser gestionados por el equipo encargado del proyecto con especial atención.